La metamorfosis de Troyes

El patrimonio arquitectónico de Troyes vivió un gran renacimiento a finales del siglo XX, con una destacable aceleración estos últimos veinte años.

Esta metamorfosis tuvo lugar en diferentes fases, según iba evolucionando la restauración, con sus conocimientos y sus técnicas más precisas. Se puede resumir en unos pocos trabajos principales que fueron etapas clave en la historia de esta resurrección.
 

Así es como el gusano se convirtió en mariposa

La Maison du Boulanger

La Maison du Boulanger, está situada en la esquina de la calle Paillot de Montabert con la calle Champeaux. Fue la primera casa con entramado de madera que restauró la ciudad, en 1965. Se llama así porque anteriormente era una panadería, pero hoy en día acoge el centro cultural municipal. El barrio Champeaux es representativo de la restauración de la primera época: entramados de madera... en tonos de madera natural y sin adornos. Las calles son uniformes, con una sucesión de muros piñón y voladizos (que sobresalen de la fachada).

​La Maison de l’Orfèvre

La Maison de l’Orfèvre está en la esquina de la calle Champeaux con la calle Paillot de Montabert. Esta casa, con su famosa torreta, fue una de las primeras en ser restauradas por un particular con la ayuda financiera del municipio, en los años 1969-1970.

La Maison des Chanoines

La Maison des Chanoines se encuentra en la esquina de la calle Émile Zola con la calle Turenne. ¡Esta casa fue trasladada! La casa fue completamente desmontada para volverla a montar en su emplazamiento actual y todavía conserva una curiosidad de ese traslado: ¡la puerta de entrada original está en la primera planta! Su propietario la compró por el simbólico precio de 1 franco y la fachada tuvo que ser elevada para alinearla con las casas contiguas. La operación fue realizada en 1969.

La calle Pithou

Esta calle que conduce al mercado, se convirtió en la primera calle peatonal de Troyes en 1975. La progresiva peatonalización de las calles más antiguas del centro histórico contribuyó favorablemente a la restauración del patrimonio arquitectónico. En Troyes está incluso prohibida la circulación de vehículos por la principal arteria comercial y una de las más concurridas, ¡la calle Emile-Zola !

La calle Passerat

Las casas adosadas fueron restauradas en 1978 usando una técnica innovadora que combinaba los entramados de madera con un forjado de ladrillos. Tradicionalmente, el relleno era de adobe, una mezcla de paja y arcilla, al que antiguamente se le añadía pelo de vaca, crin de caballo o incluso estiércol. Una de las casas de la calle Passerat también destaca por su fachada recubierta de tejas de madera (tablillas) que la protegen de la intemperie.

La calle François-Gentil

Es el primer ejemplo de una calle íntegramente restaurada, a partir de 1979, con dos objetivos: por una parte, salvar una obra de arte que se veía amenazada y por otra, realojar a la población con bajos recursos. Desde entonces, es una de las calles más bonitas de Troyes.

El patio de Le Mortier d’Or

Su restauración, llevada a cabo entre 1979 y 1981 por los «Compagnons du Devoir», permitió devolver a esta joya de la arquitectura del Renacimiento en Troyes todo su esplendor.

El Hôtel du Petit Louvre
 

El hôtel du Petit Louvre. En 1989 y por primera vez en Troyes, una operación de restauración se atrevió a combinar una casa con entramado de madera con una añadidura contemporánea, más concretamente, una vidriera en la que cualquier señora coqueta podría verse reflejada.

Hôtel Le Champ des Oiseaux

Hôtel Le Champ des Oiseaux, calle Linard-Gonthier. Este hotel de alta gama fue la primera casa con entramado que en 1995 se atrevió a poner colores en su entramado de madera. En la madera, bajo el revoque, se han encontrado restos de pigmentos que atestiguan que en la Edad Media no se dudaba a la hora de barnizar los entramados de madera. Esto demuestra que estamos muy lejos de la imagen, completamente falsa, de que se trataba de un período de la historia sombrío, austero y siniestro. El Hôtel Le Champ des Oiseaux y la Maison de Rhodes, renovada sobre la marcha, también se fueron rindiendo al color. El ocre, el verde, el azul y el amarillo cuelgan en forma de guirnaldas de las casas restauradas.

La Maison du Dauphin

La Maison du Dauphin, calle Kléber. Con un vistoso color amarillo desde que se restauró en 1997, es testigo de cómo sería Troyes en el siglo XV, al encontrarse en una parte de la ciudad que no se vio afectada por el gran incendio de 1524. Cabe destacar su aire bacanal, característico de numerosas casas de esta ciudad, que nos recuerda la importancia que tenía la madera ! 

Le Monoprix

Le Monoprix, calle Emile-Zola. En 1998, se retiró el horrible revestimiento metálico que escondía el mayor muro piñón de la ciudad y se restauró esta joya de la arquitectura de Troyes. El antiguo comercio Prisunic atrae ahora todas las miradas en la calle Émile Zola, al estar rodeado por dos hileras de casas con entramado.

El Hôtel du Lion noir

El hôtel du Lion noir, calle Emile-Zola. Redescubierto por casualidad en 1997 cuando se traspasaba, posee un estilo renacentista único para un edificio civil. Este edificio, que presume de un magnífico patio interior con una escalera de caracol y galerías cubiertas, lo convierte en una de las restauraciones más logradas de la ciudad de Troyes.

La calle Kléber

Dos carpinteros de Aube reconstruyeron tres casas de los siglos XV y XVI entre 1998 y 2000 utilizando las técnicas existentes. Por primera vez en la historia de las restauraciones de Troyes, se reconstruyeron nuevos motivos decorativos, justificados históricamente gracias a la existencia de restos arqueológicos en el armazón descubiertos durante la recuperación del revestimiento, como el follaje (volutas) y las flores estilizadas.

Esta es la ocasión perfecta para destacar que las fachadas de las casas de Troyes solían estar cubiertas con diferentes decorados: estatuas de santos, figuras grotescas como las que se pueden ver en las catedrales, emblemas, heráldicas, monogramas, monedas, inscripciones y los motivos más diversos.

La calle Pierre-Simart, barrio Saint-Nizier

Operación de desmontaje-montaje para reconstruir una manzana de casas de estilo medieval, aunque añadiéndole una casa contemporánea completamente de madera (en 1996) para demostrar que este material había cambiado con el paso del tiempo, que el estilo podía evolucionar y que Troyes no es una ciudad-museo. La operación terminó en el año 2001.

El sector protegido

Su perímetro se definió en 1964 y se amplió en 1975, pero el «Plan de Sauvegarde et de Mise en Valeur» (PSMV) no se aprobó ni se publicó hasta el año 2000 !
 
Este plan establece el conjunto de normativas de urbanismo, arquitecturas y renovación aplicables a todos los edificios con un interés arqueológico, histórico, arquitectónico o urbano. Este plan también cubre el «bouchon de champagne», de unas 140 hectáreas.