De las artes

François Gentil (principios del siglo XVI-1582)

Uno de los escultores más importantes de su época cuyo nombre aparece en los registros de las iglesias desde 1541 al realizar dos estatuas para la iglesia de Saint-Jean-au-Marché de Troyes y luego, en 1547, para la Catedral, , en 1548 de nuevo para la iglesia de Saint Jean , y por último, en 1550 y 1553, para la iglesia de San Nicolas.También participó, bajo la dirección de Domenico del Barbieri, en los preparativos de las entradas reales en la ciudad de Enrique II en 1548 y de Carlos IX en 1563. Este artista local tuvo una vida disoluta, «habría vivido como un obrero libertino, que solo trabajaba para beber y emborracharse». Vivió en Troyes, en la calle Notre Dame (actual calle Urbain IV), frente a la basílica de San Urbano. . A las iglesias de la ciudad, en particular a Saint Nicolás, San Pantaléon et Santa Magdalena, les dejó obras únicas.

Domenico del Barbieri, conocido como Le Florentin y «Le beau XVIe siècle». (1501-1572)

En Troyes, cuando se trata de la « Beau XVIe », no pensamos en el distrito 16 de París. Nos referimos a este período de la historia en el que la ciudad fue un brillante crisol artístico en campos tan variados como la escultura, la pintura, el tapiz, el bordado, la orfebrería o la pintura sobre vidrio. La reconstrucción de la ciudad tras el gran incendio de 1524 sólo amplificó un movimiento que había comenzado con ferias y mercados cuya influencia internacional también provocó la circulación de talentos e ideas.

La emblemática figura de Dominique Florentin da fe de ello. Su nombre revela su origen: nació en Florencia a principios de siglo. Es un artista completo : estucador, grabador, pintor, imaginador, arquitecto y escultor. Trajo el aliento del Renacimiento a su equipaje y revolucionó una escena de arte troyano influenciada por las tendencias alemanas, flamencas e italianas. Después de trabajar en el Château de Fontainebleau, el florentino infundió todos sus conocimientos de arquitectura y decoración en su ciudad adoptiva.

El « Beau XVIe siècle troyen », es una colección única de 2.800 esculturas clasificadas, dos tercios del patrimonio regional relacionado con este período y esta disciplina.

Los mejores museos del mundo tienen algunos de ellos, como el Louvre, Londres o Nueva York. El resultado es un tipo femenino muy característico, el de una Virgen con rostro ovalado, frente alta y redondeada, ojos ligeramente inclinados en forma de almendra, pelo ondulado separado en dos masas simétricas y una sonrisa delicada.

Linard Gonthier (1566-1641)

Pintor-vidriero, especialista en grisalla y miniaturas de vidrio. Hoy en día numerosas iglesias de Troyes son testigo de la excelencia del arte de quien se convirtió rápidamente en el líder de un taller próspero y conocido en el siglo XVII. Realizó numerosas vidrieras para la iglesia Saint Martin ès Vignes que él vio construir, y para la Catedral, con la vidriera de la Inmaculada Concepción (realizada en un principio para la iglesia de San Estebas, hoy en día desaparecida) y la del Lagar Místico y sus doce apóstoles, un bonito ejemplo de la técnica del vidrio esmaltado.

Todo el arte del pintor-vidriero se expresa en una serie de vidrieras «civiles» realizadas para las ventanas del Hôtel de l’Arquebuse, situado en la calle de la Planche Clément. Estas piezas datan de 1621 y conmemoran la visita que Enrique IV hizo a la ciudad en mayo de 1595. Solo se quedó un día, pero al confiar en las escenas pintadas por Linard Gonthier, las festividades estuvieron a la altura de su personaje real. El rey recorrió la ciudad a caballo, bajo un dosel «de terciopelo violeta tapizado con flores de lis de oro en un fondo satinado violeta y también tapizado con flores de lis con cuatro heráldicas de Roy y Huict cosidas».

Nicolas Mignard (1606-1668)

Fue un pintor y grabador francés, hermano de Pierre Mignard. Luis XIV lo llamó por su gran talento como arquitecto y fue el encargado de decorar los apartamentos de la planta baja de las Tuileries de París. También era especialista en el grabado con aguafuerte (estampa que se conseguía al pasar ácido nítrico mezclado con agua sobre una plancha de acero).

Pierre Mignard (1612-1695)

Pierre Mignard, hermano de Nicolas Mignard, se hizo famoso por el retrato que pintó de Luis XIV para la infanta de España. Fue nombrado pintor del rey y director de los Gobelinos y se le conoce por sus retratos. Tras una larga estancia en Italia, donde se impregnó de la pintura de los barrocos italianos, en 1657 la corte de Francia le pidió que regresara y volvió envuelto en un halo de gloria. Se mostró contrario a las ideas de Le Brun, por lo que rechazó convertirse en miembro de la Academia, lo que supuso su exclusión de los encargos oficiales. Sin embargo, Ana de Austria le encargó la decoración de la cúpula de la iglesia del Val-de-Grâce, su obra más importante. Fue retratista de escritores y mujeres y pintó los retratos de Molière, Bossuet, Mme de Montespan, Luisa de la Vallière, Mme de Sévigné y al menos diez retratos de Luis XIV. En 1690, tras la muerte de Le Brun, fue nombrado primer pintor y director de la Academia.

François Girardon (1628-1715)

Girardon fue uno de los maestros de la escultura decorativa y monumental. Se formó en Roma, y en 1657, la Academia lo admitió y se convirtió en el principal colaborador del pintor Le Brun y en el escultor oficial de Luis XVI. Trabajó junto a André Le Nôtre en la construcción del castillo de Vaux-le-Vicomte. Después, participó en la decoración de la galería de Apolo en el Louvre y realizó importantes obras para los jardines de Versalles, entre las que se encuentran: «Apolo servido por las ninfas», «La estatua del invierno», el bajorrelieve «El baño de las ninfas», «El rapto de Proserpina». Entre sus obras cabe destacar la «Tumba de Richelieu» en la Sorbona, y la estatua ecuestre de Luis XIV, situada en la plaza Louis-le-Grand (actualmente plaza Vendôme) que fue destruida durante la Revolución francesa y de la cual hay un modelo reducido en el Museo del Louvre.

Maurice Marinot (1882-1960)

Pintor cuyo talento se consolidó con el trabajo del vidrio que llegó a soplar él mismo, estudió en la Escuela de Bellas Artes de París de 1901 a 1905. Se le vincula con la corriente de los pintores del «fauvismo», a pesar de que los colores que utilizaba eran más claros.

En el Museo de Arte Moderno de Troyes se pueden encontrar bonitas colecciones de cristalería y cuadros de este artista.

La familia Cochu

(Organistas, fabricantes de órganos y de pianos)

Jacques II Cochu fabricó los grandes órganos de la abadía de Claraval en 1732. Tras la Revolución, su nieto, René Cochu, colocó el instrumento de estilo clásico de la época de Luis XV en la Catedral de San Pedro y San Pablo de Troyes. Su hijo, Jacques III Cochu, y su nieto, René Cochu, fabricaron en 1785 el órgano de la iglesia de San Nicolás de Troyes, de la época de Luis XVI. René Cochu fue quien fabricó el órgano de la iglesia de Saint-Jean-au-Marché en 1805. Se trata de uno de los únicos órganos europeos de la época del Imperio francés.
Esta familia Cochu fabricó muchos otros órganos en las regiones de Champagne y Bourgogne.