Courteranges

Ciudad a Courteranges
  • Curtis argentareï o la granja del argentino fue el nombre que se le dio a Courteranges en el siglo IX, siendo el argentino un banquero troyano establecido en el pueblo. El pueblo está situado en la orilla izquierda del río Barse, que ahora alimenta el Lac d'Orient. Un poco de geografía: 255 habitantes en 1790 - 425 habitantes en 1999 Nombre de los habitantes: los "Courterangeois" o los "Courtrangeons" Apodo de los habitantes: los "Courterangaulois" 647 hectáreas de superficie Región agrícola...
    Curtis argentareï o la granja del argentino fue el nombre que se le dio a Courteranges en el siglo IX, siendo el argentino un banquero troyano establecido en el pueblo. El pueblo está situado en la orilla izquierda del río Barse, que ahora alimenta el Lac d'Orient. Un poco de geografía: 255 habitantes en 1790 - 425 habitantes en 1999 Nombre de los habitantes: los "Courterangeois" o los "Courtrangeons" Apodo de los habitantes: los "Courterangaulois" 647 hectáreas de superficie Región agrícola húmeda: Champagne húmedo Región geográfica: bosques meridionales del Champagne húmedo Un poco de historia: el señorío del pueblo fue entregado a la abadía de Montiéramey por Charles Le-Chauve el 10 de febrero de 874. La abadía lo mantuvo hasta la Revolución. El puente de la Guillotière, que permite cruzar el Barro, fue objeto de un episodio histórico durante la guerra de 1814. El nombre que se le da a este puente es el nombre del pueblo que existía en el siglo XVI. El 3 de febrero de 1814, Napoleón Bonaparte confió la defensa del puente a la guardia del general Gérard, con el fin de evitar la retirada del ejército francés de Piney a Troyes. Ante esta sólida ocupación, el enemigo, el conde Colloredo y el ejército bohemio, renunciaron a un ataque frontal que fue considerado como una masacre. Luego fue llevado de regreso por más de tres días a Clérey, unos pocos kilómetros al sur. El camino conocido como "la Corvee" está hecho de tiza y grava sin mortero. Atraviesa el territorio meridional, de este a oeste, y las excavaciones han permitido comprobar la presencia de una importante actividad romana. En el siglo XIX, la tierra blanca se explotaba para las fábricas de barro de Vendeuvre-sur-Barse y Mesnil-St-Père y en el siglo XX, la actividad principal del pueblo era la ganadería. Patrimonio cultural: Iglesia dedicada a la Natividad de la Virgen en 1959: sustituyó a la antigua iglesia de origen románico imposible de restaurar. Alberga una notable pintura de madera tallada que representa a Jesucristo y algunas estatuas antiguas como el Niño Jesús de Praga que simboliza la autoridad de Dios. La iglesia, así como la escuela y el ayuntamiento, son de arquitectura moderna (construidos de 1957 a 1959). Palomar de la granja de Pont-Barse. Molino construido en 1793: funcionó hasta 1952, utilizando energía hidráulica. Casas de arquitectura tradicional con techo triangular, perpendicular a la calle principal del pueblo: rue Commandant Gaston Gagnière (resistencia del pueblo). Reloj de sol construido en el ayuntamiento por artistas locales, el Sr. y la Sra. Dauphin. Patrimonio natural: El municipio alberga una herejía ocupada por un centenar de pájaros que han construido nidos gigantescos en la cima de los robles, un castaño centenario, un cedro libanés de más de 3,50 m de circunferencia, una fauna y flora ricas y únicas gracias a los prados húmedos naturales, estanques y pantanos: ajo angular, violeta enana, ranúnculo con hojas de ophioglossus. Clasificación Natura 2000.