Municipio de Estissac, situado a los pies de las colinas boscosas de Pays d’Othe, en la confluencia de 3 ríos, en el departamento 660 (que ocupa gran parte la vía romana Troyes - Orléans), a 22,5 km al sudoeste de Troyes. Conectado por la autopista A5, es accesible por las salidas 19 y 20.
Este municipio de vegetación cuenta con comercios, casas rurales, escuela infantiles y escuelas primarias, y ha obtenido una flor de la etiqueta «Villes & Villages Fleuris».
Esta región de yeso, arcilla, sílex, madera, hierro y agua, ocupada desde el Neolítico, ha conocido las canteras de yeso, la fabricación de ladrillos, forjas y molinos para granos, papel y luego, la producción de electricidad.
Historia del municipio:
Fue a las puertas de Estissac donde tuvo lugar en 451 el primer día de la batalla de Aecio contra Atila, rey de los hunos.
Este municipio, antiguamente conocido como «Saint-Liébaut», se fundó alrededor del año 1000 y adquirió una gran importancia con la adquisición de unas tierras por parte de Jacques Vigner.
En ellas construyó un castillo de estilo Luis XVIII (*), en el mismo lugar donde se encontraba la casa fortificada y que fue destruida por orden de Richelieu, en el centro del pueblo. Fue una de las residencias más ricas del sur de Champagne, donde Luis XIV se alojó el 4 de febrero de 1668.
(*) Mal mantenido por su último propietario, fue demolido en 1795, y sus materiales sirvieron para construir las casas en la calle Gambetta y Costel-Laurent.
El dominio, muy mal gestionado, fue comprado por el canciller Séguier y se convirtió en la sede de todos los tribunales, a expensas de la cancillería de Villemaur-sur-Vanne, del que dependía.
Agosto de 1758: Luis XV concedió a Louis Armand François de la Rochefoucauld la Baronía de Villemaur como ducado heredado bajo el nombre de «ducado de Estissac», en memoria de una tierra que poseía en Périgord, y cuyos habitantes conservaban el nombre de «liébautains» en francés.

Lugares de interés:

  • El lavadero de ladrillo con una de sus fachadas abiertas y un muro piñón similar a la cabecera de una iglesia en el lado que da a la calle.
  • El molino de Eguebaude y su piscifactoría.
  • La tumba del general barón del imperio, Antoine Pailhès, en el cementerio municipal.
  • Calle de la Rochefoucauld: la «Maison de la Recette», vestigio de la propiedad señorial donde el administrador recogía los derechos del ducado (el duque de Coislin recibió aquí a un distinguido invitado: Ladislaw Leszcynski, suegro de rey Luis XV).
  • La verja monumental de la plaza Caroline, nombre de la esposa del donante Jean Hector, que legó todos sus bienes al municipio, indicando concretamente la compra de un terreno para establecer un mercado de ganado.
  • La sala polivalente de 1976 que rememora los techos de estilo de Champagne.
  • El monumento a los caídos con un soldado de hierro fundido de la infantería francesa partiendo al frente.
  • La iglesia del siglo XVIII (capilla del siglo XII, ampliada en el siglo XV y de nuevo, ampliada y la construcción de la torre en 1748). Dispone de un pórtico neoclásico y de 12 obras maestras declaradas monumentos históricos como: «La Dormición de la Virgen» (presentada en la exposición «Le beau XVIe siècle» que tuvo lugar en 2009 en la iglesia Saint-Jean-au-marché en Troyes).
  • Los antiguos edificios de la fábrica de calcetería de Bruley.
  • La calle Sadi Carnot, un buen ejemplo de lo que era una calle de fabricantes de calcetería en el siglo XIX.
  • La plaza del ayuntamiento, un edificio con fachada de piedra caliza y ladrillo construido en 1885, que fue rehabilitada en abril de 2017.
  • El mercado del siglo XVII, obra maestra de la construcción en madera, que albergaba el mercado de cereales, posteriormente, un horno banal, y por último, el mercado dominical.
  • La villa «Art Déco» de la calle Costel Laurent.
  • Los numerosos lavaderos particulares a orillas de los ríos Ancre y Bétrot, visibles desde la calle. Al igual que el río Vanne, estos cursos de agua de primera categoría tienen su nacimiento en Pays d’Othe.
  • Excursiones alrededor de Estissac: en automóvil, bicicleta de paseo o de montaña, a pie o a caballo.
  • Los circuitos de los lavaderos, las iglesias o los ayuntamientos.
  • Los circuitos de senderismo señalizados.

Pagina web : les portes du Pays d'Othe