Municipio de 7,5 km², con unos 10 185 habitantes y cuyo gentilicio en francés es «saviniens», al lado de Saint-André-les-Vergers, La Chapelle-Saint-Luc, La Rivière-de-Corps, Les-Noës-près-Troyes y Troyes, y a 2,6 km del centro de esta última. Este municipio, situado al oeste del área metropolitana, está conectado por la carretera de circunvalación y a 7 km de la salida 20 – Torvilliers de la autopista A5 desde París.
Sainte-Savine es conocido por su dinamismo tanto social como económico. Muchas tiendas se han establecido en la avenida Gallieni, arteria principal de la ciudad. Regularmente se organizan numerosos eventos culturales en la ciudad, tanto al aire libre como en la sala de espectáculos de la «Maison pour Tous» con capacidad para 700 personas. Este edificio de 1932-1935, declarado monumento histórico en 2007, acaba de ser restaurado. En Sainte-Savine el vínculo social es principal y se ha desarrollado en numerosas estructuras como el centro social la «Maison des Viennes». La vía verde del Vienne atraviesa el municipio y ofrece un paseo agradable por este municipio con la etiqueta nacional «Villes et Villages Fleuris»,  que le ha otorgado 3 flores al municipio por respetar la naturaleza.
Sainte-Savine, habitada al menos desde la época de los celtas, ha evolucionado con el paso de los siglos: de pueblo rural a pueblo industrial y ahora, un municipio donde se vive bien. Su nombre proviene de la hermana de un joven griego, Savinien, a quien cortaron la cabeza cerca de Troyes. Savine llegó demasiado tarde y murió en este pueblo que llevaría su nombre.
La ciudad le dedicó su iglesia, que destruida y reconstruida, data del siglo XVI, al igual que sus vidrieras. El edificio y sus vidrieras están clasificados monumentos históricos desde principios del siglo XX. La iglesia casi responde a la tipología de «iglesias salón» porque la diferencia de altura de las naves es mínima y su anchura es casi idéntica. Su pórtico occidental se remonta a 1611 y cuenta con un doble vano, enmarcado por columnas estriadas con un capitel corintio y un frontón curvo partido en dos, en cuyo espacio central se encuentra una imagen de la Virgen del siglo XIV. Este conjunto marca la integración de la influencia grecorromana del siglo XVII, considerado de «estilo clásico», en un edificio religioso y construido un siglo antes.

Sainte-Savine invierte en la conservación de su historia y, en particular, de su patrimonio industrial. Las casas de los trabajadores, las casas burguesas, las fábricas (como la del n.º 10 de la calle Benoit Malon) podrían conservarse y mejorarse si finalmente se declarasen «Aire de mise en Valeur de l’Architecture et du Patrimoine (AVAP)», actualmente en evaluación.
En el cementerio hay un obelisco con un gallo de hierro fundido y una lista con los nombres de los caídos en combate. «A los hijos de Sainte-Savine y La Rivière-de-Corps, víctimas de una sociedad imperfecta - Guerra en la guerra». Con esta inscripción, forma parte de los monumentos «pacifistas» a los caídos, es decir, en contradicción con la glorificación de la guerra.

Sitio web del municipio