Municipio de 15,5 km², con unos 1055 habitantes y cuyo gentilicio en francés es «bouillerands», a 14 km al sudoeste de Troyes. Conectado por las carreteras D34, D77, D190 y N77, se encuentra a 15 minutos de la salida 20 – Torvilliers de la autopista A5 desde París.
Bouilly está a las puertas de Pays d’Othe, dominado por la colina de Montaigu, y cuenta con comercios, servicios escolares, sanitarios, acceso a una mediateca intermunicipal, instalaciones deportivas y ha obtenido dos flores de la etiqueta «Villes et Villages Fleuris». Las características campestres de Bouilly hacen que sea un lugar con un buen estilo de vida. Las rutas de senderismo forestal que recorren el «Sentier des Moutons» salen desde Bouilly y permiten descubrir historias, leyendas y anécdotas de este enclave histórico.
Los condes de Champagne habían invertido en la colina de Bouilly, y su castillo, destruido tras el Tratado de Troyes en 1420, sustentaba a sus habitantes que estaban obligados a ofrecer ciertos servicios y tareas. Aún hoy en día se conservan las vistas históricas de la llanura de Troyes, y numerosos paneles didácticos permiten que los senderistas vean y comprendan el pasado de este patrimonio natural.
Además, se siguen conservando numerosos edificios públicos que recuerdan su historia como el lavadero de Bouilly, situado en el centro del pueblo, en la calle hôtel de ville, que ha sido rehabilitado como espacio para los servicios municipales. Construido en 1861 en ladrillo, fue el centro de la vida cotidiana de los habitantes de Bouilly hasta principios de la segunda mitad del siglo XX. A escasos metros se encuentra el ayuntamiento actual que se construyó entre 1880 y 1882 con una arquitectura típica de los ayuntamientos construidos en el siglo XIX, en la era de la República. Justo enfrente se encuentra el monumento a los caídos, un obelisco que conmemora a las víctimas de la Primera Guerra Mundial.

A lado del ayuntamiento se puede observar la iglesia Saint-Laurent, construida en el siglo XVI, y restaurada en varias ocasiones. La iglesia, declarada monumento histórico en 1909, se construyó en dos fases: la nave, el transepto occidental y el pórtico datan de 1520 a 1540, mientras que el transepto oriental, el ábside y el coro datan de 1540 a 1560. Esta iglesia dispone de un doble transepto, es decir, que dos naves atraviesan la nave central, construcción de moda a principios del siglo XVI en Aube. Además, cuenta con un rico mobiliario parte del cual fue declarado monumento histórico de finales del siglo XIX y a principios del XX. Por ejemplo: un retablo de roble, del siglo XVI y ensamblado en el siglo XIX, que representa la vida de San Nicolás, el altar mayor de piedra caliza en el que la profusión de detalles armoniza con la calidad de ejecución y composición del conjunto que data del siglo XVI, o incluso una Santa Margarita de piedra caliza policromada y tallada. Esta última se presentó en la exposición «Le Beau XVIe: chefs-d’œuvre de la sculpture en Champagne» que tuvo lugar en 2009 en la iglesia Saint-Jean-au-Marché de Troyes.

Sitio web del municipio