Municipio de 3,3 km², con unos 180 habitantes y cuyo gentilicio en francés es «villats», a 17,1 km al sur de Troyes. Conectado por las carreteras D25, 109 y D123, se encuentra a 10 minutos de la salida 20 – Saint-Thibault de la autopista A5 desde París.
Villy-le-Marechal está formado en su mayor parte de campos. El pueblo, rodeado de terrenos, forma parte del encanto campestre de Aube con sus casas con entramado de madera y de ladrillo, y aún conserva las granjas y haciendas.
En el centro del municipio, en la bifurcación de la Grande rue y de la calle de Payns, se encuentra la iglesia de la Nativité de la Vierge que data del siglo XIII, pero cuyo ábside y transepto son del siglo XVI, mientras que la nave se reconstruyó en 1879. La parte que data del siglo XVI fue declarada monumento histórico en 1992. Sus vidrieras del siglo XVI también fueron declaradas monumentos históricos, al igual que parte de su mobiliario: una Piedad dorada de piedra caliza que data del siglo XVI, una pequeña imagen de San Pantaleón y otra de San Nicolás de piedra caliza policromada del siglo XVI, y varias imágenes pequeñas de piedra caliza como las de San Mauro y Santa Sabina. Además de la lápida del cura Pierre Alexandre de Villy, que también data del siglo XVI.
Enfrente de la iglesia hay un obelisco que rinde homenaje a los caídos en la Primera Guerra Mundial. A pocos metros hay un camino que le llevará al lavadero, un edificio de madera que cubre un estanque y donde se reunían las lavanderas de Villy-le-Maréchal en la segunda mitad del siglo XIX y la primera del XX.