Municipio de 6,2 km², con 3750 habitantes y cuyo gentilicio en francés es «caillotins», al sudoeste del área metropolitana de Troyes, a 5,4 km del centro de esta ciudad. Cerca de la carretera de circunvalación, se encuentra a 8 minutos de la salida 21 – Saint-Thibault de la autopista A5 desde París.
Rosières destaca por la variedad de actividades propuestas, tanto culturales como deportivas y por la densidad de sus enseñanzas. En un municipio de tal importancia, un estudiante puede empezar sus estudios en la escuela infantil y terminar licenciándose, sin tener que abandonar Rosières. El municipio es muy apreciado por su ubicación al estar cerca de comercios, y por el aspecto campestre que ha sabido conservar. Ha obtenido 2 flores de la etiqueta «Villes et Villages Fleuris».
Desde 1937, el albergue juvenil de Rosières recibe a los visitantes con todas las comodidades necesarias, en edificios modernos, y en un antiguo convento consagrado a la Santa Escolástica desde 1626.
Hasta donde se recuerda, Rosières-près-Troyes consiguió existir durante tanto tiempo gracias a su castillo. Se desconocen las fechas exactas de la construcción del castillo y del pueblo, pero según Courtalon, topógrafo histórico, el pueblo habría surgido en 1520, en los alrededores del castillo. Según otras fuentes, debía existir antes de esta fecha dado que, en 1520, Pierre de Provins ya hablaba del pueblo. El origen del nombre de Rosières, lejos de proceder de las rosas del castillo, representaría más bien una zona pantanosa con «Roseaux», cañas en francés. Su castillo sigue siendo una propiedad privada desde que se vendió en la Revolución. Seguramente construido en el siglo XIII en la avenida Ingres, es la residencia del siglo XVI, con un puente levadizo del siglo XVII y del primer cuarto del siglo XVIII, la que se puede ver.
En 1926 fue declarado monumento histórico.
El municipio de Rosières está rodeado de bosques que acompañan el curso de agua del afluente del río Sena, el Triffoire, sobre el que se puede ver aún el lavadero y es testigo del día a día de los habitantes de Rosières desde la segunda mitad del siglo XIX hasta mediados del siglo XX. Rosières-près-Troyes, a unos metros del municipio, rinde homenaje a sus caídos en los combates con un monumento construido en 1995.

Sitio webdel municipio