Hotel de ville © Olivier Gobert - Troyes Champagne Tourisme.jpg

Ayuntamiento de Troyes

Servicios publicos a Troyes

  • En 1482, el rey Luis XII confió la administración de la ciudad de Troyes a un alcalde, asistido por regidores. Estas funciones las desempeñaban los magistrados y comerciantes, en su mayoría voluntarios. El primer alcalde de la ciudad fue Edmond Le Boucherat.
    Antes de él, había un consejo consultivo que se reunía en varios lugares del centro de la ciudad, como el cabildo Saint-Pierre o el antiguo convento de los Cordeliers. En 1479, el consejo abandonó esta zona aristocrática para situarse en el «corps du bouchon» y alquiló, cerca de la iglesia Saint-Urbain, una casa llamada Sala de Regiduría, que contaba con una campana para llamar a las reuniones.

    En 1494, el consejo de la ciudad adquirió el Hôtel de Mesgrigny, un gran edificio del siglo XV, y en el siglo XVII decidió construir un nuevo ayuntamiento. Para ello, Luis XIII autorizó que se asignara una parte mínima de los ingresos procedentes de los impuestos sobre el vino y la sal. El edificio, que se construyó poco a poco, se terminó en 1672. El arquitecto F. Balley añadió dos alas a la parte posterior en 1933 y 1937.
    La fachada central tiene columnas de mármol negro y un nicho con una Minerva con casco, la cual reemplazó a una estatua de Luis XIV que fue destruida durante la Revolución francesa.
    La enorme chimenea de la sala del consejo municipal está adornada con un gran medallón de madera que tiene la efigie de este rey, tallado en 1687 por François Girardon (1628-1715), ciudadano de Troyes.
    Otra huella memorable que la Revolución dejó en la fachada es el lema que figuraba en todos los ayuntamientos de Francia y que aquí permanece intacto. «Unidad, Indivisibilidad de la República, Libertad, Igualdad, Fraternidad o la Muerte».